Adeco | Intégrate a ¡Alfabetiza! 2018
2840
post-template-default,single,single-post,postid-2840,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Intégrate a ¡Alfabetiza! 2018

Enclavado en la sierra mágica poblana, frontera con Hidalgo y cerca de Veracruz, se encuentra un lugar que nos permite recordar lo importante que es la gente de este país. Varios ríos atraviesan esta mística cañada, calurosa y lluviosa, de frondosa vegetación y altas montañas. Su nombre es Chachahuantla y la conocimos el año pasado gracias a ¡Alfabetiza! La campaña de educación con personas jóvenes y adultas, en la que recuperamos raíces y construimos historias que nos dan la esperanza para volver a creer en una sociedad más justa.

Chachahuantla, que significa “lugar donde el agua cae y resuena”, es una comunidad indígena donde se habla español y náhuatl. Su principal actividad económica es el bordado, siendo expertas las mujeres en todo tipo de costuras; por su parte, los hombres se dedican al campo y al comercio; no obstante, existe un alto índice de migración y las remesas constituyen gran parte del ingreso que reciben las familias de esta región.

Es en este hermoso lugar donde se desarrollará por segundo año consecutivo el proyecto ¡Alfabetiza! durante 7 semanas en el verano.

Este 3 de febrero iniciamos la formación de jóvenes promotoras y promotores educativos que de manera voluntaria participarán en la construcción del proyecto, de nuevas formas de entender la educación y las prácticas comunitarias.

¿En qué consiste la formación de alfabetizadores y alfabetizadoras?

La capacitación y formación de voluntarios y voluntarias radica en dos elementos clave, el primero es la fundamentación y comprensión del desarrollo comunitario como una perspectiva incluyente en cualquier proceso socio-comunitario, que tiene como eje metodológico la educación popular y el constructivismo social. El segundo elemento es la capacidad de intervenir en una comunidad, a partir de un diagnóstico, una idea de cambio y las diferentes estrategias pedagógicas, logrando que la cultura escrita se revalorize y sea una herramienta de transformación cultural.

A lo largo de 16 semanas de capacitación aprenderemos a generar espacios de diálogo y debate  abierto; aprenderemos las técnicas para enseñar a leer y escribir; aprenderemos a facilitar grupos y colectivos; construiremos diferentes alternativas educativas para las personas de la comunidad; y refrendaremos nuestra convicción de transformar nuestro entorno con y desde las acciones colectivas.

Tenemos un gran reto: trabajar en una localidad hablante de náhuatl respetando sus saberes, a la vez que aportamos una pedagogía como una alternativa de cambio y empoderamiento social.

· Etapa de formación y capacitación: del 3 de febrero al 14 de junio de 2018.
· Duración de la acción en comunidad: del 16 de junio al 4 de agosto de 2018.
· Proceso de cierre y evaluación del proyecto: 18 y 25 de agosto de 2018.