Desde la entrada se escucha música, te ofrecen café, un helado y sobre todo sonrisas y palabras de bienvenida. Caminas un poco y encuentras a tu amiga que ya te está esperando mientras se prueba un par de aretes de plata artesanales. Recorren juntas el bazar y, aunque...